Accitech Blog
tipos de vitrocerámica

Tipos de vitrocerámica

Si estás buscando una vitrocerámica, lo primero que debes saber es cuáles son los tipos de vitrocerámica que existen y sus características. No busques más, porque en Accitech vamos a darte la información que necesitas, ¡continúa leyendo!

Vitrocerámica de gas

En primer lugar vamos a hablarte de las vitrocerámicas más clásicas que existen hoy en día, que son las vitrocerámicas de gas

¿Qué es una vitrocerámica de gas?

Como su propio nombre indica, la vitrocerámica de gas funciona con gas. Este tipo de vitrocerámica cuenta con unas válvulas que regulan la entrada del gas.

En el caso de las vitrocerámicas de gas, lo mejor es que cuenten con una opción de encendido automático, de modo que no sea necesario utilizar una cerilla para activar el gas. También hay modelos que junto al encendido automático tienen otro eléctrico, por lo que pueden continuar funcionando a través de la electricidad cuando el gas se ha terminado.

¿Cómo funciona una vitrocerámica de gas?

El funcionamiento de las vitrocerámicas de gas es muy parecido al de las cocinas tradicionales con fogones. Pero en el caso de las vitrocerámicas, las llamas no tienen por qué quedar al descubierto, ya que hay modelos en los que estas quedan escondidas debajo de la placa.

¿Cuánto consume una vitrocerámica de gas?

Las vitrocerámicas de gas tienen un consumo de gas muy bajo, siendo esta además una de sus principales ventajas.

Vitrocerámica de induccion

Las vitrocerámicas de inducción representan un salto de nivel respecto a las vitrocerámicas de gas. Vamos a explicarte en qué consisten.

¿Qué es una vitrocerámica de inducción?

Una vitrocerámica de inducción es aquella que utiliza la tecnología de inducción para producir calor instantáneamente a través del electromagnetismo. Esto supone que estas vitrocerámicas calientan justamente donde se necesita, bajo la sartén, cazuela, etc., y no en toda la superficie.

¿Cómo funciona una vitrocerámica de inducción?

La tecnología de inducción genera un campo magnético que, al entrar en contacto con el recipiente, permite que este se caliente, lo que a su vez da la posibilidad de cocinar los alimentos.

Dicho de otra forma, la vitrocerámica de inducción detecta que se ha colocado un recipiente sobre su superficie, y comienza a agitarlo a través de ondas magnéticas rápidamente en un sentido y en otro. 

La energía que se absorbe se desprende como calor, haciendo que el recipiente se caliente. Para ello es necesario que dicho recipiente sea ferromagnético, por lo que no valdrá por ejemplo un utensilio de aluminio.

¿Cuánto consume una vitrocerámica de inducción?

Como hemos comentado anteriormente, la vitrocerámica de inducción solo calienta la parte de su superficie en la que se encuentra el recipiente. Ello se traduce en un importante ahorro de energía en relación a una vitrocerámica clásica, pudiendo consumir bastante menos que esta última.

Vitroceramica hi-light

Y en último lugar te hablaremos de las vitrocerámicas más modernas disponibles en el mercado hoy en día: las vitrocerámicas hi-light.

¿Qué es una vitrocerámica hi-light?

Las hi-light son un tipo de vitrocerámica que se caracteriza sobre todo por su rapidez a la hora de calentar, y que se sirve de una tecnología novedosa que explicaremos a continuación.

¿Cómo funciona una vitrocerámica hi-light?

Estas vitrocerámicas funcionan a través de unas resistencias onduladas que permiten calentar los recipientes de forma muy rápida. Esto ha hecho que cosechen un gran éxito, siendo hoy día de las más populares junto a las vitrocerámicas de inducción.

¿Cuánto consume una vitrocerámica hi-light?

De los tipos de vitrocerámicas que hemos visto, las hi-light son las más eficientes a nivel energético gracias a su rápido funcionamiento, por lo que su consumo es más bajo que en las anteriores.

Ahora que ya sabes cuáles son las diferencias entre los tipos de vitrocerámica, ya puedes tomar una decisión a la hora de comprar tu vitrocerámica. ¡Gracias por confiar en Accitech!

Redacción Accitech

Añadir comentario